Top 5 mejores quiroprácticos en Madrid

Los mejores quiroprácticos en Madrid

Cuando una persona tiene un problema ortopédico, suele acudir al médico. Sin embargo, algunas personas prefieren ser tratadas por uno de los mejores quiroprácticos de Madrid. Un grupo de profesionales sanitarios apuestan por la medicina alternativa, que gira en torno a la columna vertebral y el sistema nervioso para curar el dolor de espalda.

Si estás buscando uno ahora, sigue leyendo. A continuación, te presentamos nuestro ranking con los mejores quiroprácticos de la capital española y mejor valorados. Encontrar un buen quiropráctico en Madrid puede ser difícil. Hay muchos y hay que elegir el adecuado. Sin embargo, hay cuatro preguntas importantes que debes hacerte antes de tomar la decisión:

  • Si buscas un buen quiropráctico, pregunta a las personas de tu entorno.
  • Elija un profesional bien formado y con experiencia.
  • Averigua qué problemas de salud trata el quiropráctico y qué tratamientos utiliza para encontrar el más adecuado para ti.
  • Comprueba los precios de los vuelos para que se ajusten a tu presupuesto y al rango de precios de ese sector.

Los mejores quiroprácticos Madrid

Aquí te dejamos nuestra lista de los mejores profesionales y mejor valorados en la zona.

1- Centro Quiropráctico Madrid Quiroptimo

Centro Quiropráctico en Madrid

La razón por la que esta empresa está tan bien valorada en Madrid es por sus empleados altamente cualificados. Millones de personas en todo el mundo disfrutan de los beneficios de la atención quiropráctica.

¿Quiere recuperar, mantener u optimizar su salud? Estamos a su servicio en nuestra Clínica Quiropráctica de Madrid. Las personas que disfrutan del coaching experimentan cambios profundos. Son más entusiastas, más felices, más decididas y tienen más confianza en sí mismas. También cambia tu actitud y percepción y logra sus objetivos en la vida. ¡Empieza ahora con ellos!

El programa de estudios de quiropráctica dura unos seis-siete años (el número de cursos académicos varía según los países), lo que equivale a unas 5.500 horas de clase. Todos sus quiroprácticos son graduados universitarios.

Cuando se completa el título de quiropráctico, se obtiene el título de Doctor en Quiropráctica. Este es el nombre que reciben muchos de estos profesionales de la salud. O, en su defecto, el título de Licenciado en Quiropráctica (si estudian en alguna universidad europea).

https://www.quiroptimo.com/

2- Centro Quiropráctico Madrid

Centro quiropráctico en Madrid con Tanasi Fevgidis

Tanasi Fevgidis es el profesional cualificado que está al frente de este centro para los mejores cuidados y tratamientos quiroprácticos. Este negocio ha cosechado muchas críticas positivas de sus pacientes, lo que nos da una idea de la alta calidad de los servicios ofrecidos. Sí, por eso ofrece un servicio atento y profesional, así como tratamientos de primera clase para tratar problemas como el dolor de espalda y de cabeza, la fibromialgia, las lesiones deportivas, el dolor de cuello o el latigazo cervical, por ejemplo.

El dolor de cuello está causado por una mala alineación de la columna vertebral, una interferencia nerviosa entre el cerebro y la columna vertebral que interfiere con el flujo de información enviado a los músculos causando contracciones y dolor.

Sus expertos realizarán una serie de pruebas para identificar los nervios pinzados. A continuación, realizaran ajustes muy precisos en tus vértebras para combatir los orígenes del dolor y eliminarlos de raíz en lugar de intentar enmascarar los síntomas con analgésicos o antiinflamatorios que no solucionan el verdadero problema.

http://www.centroquiropracticomadrid.com/

3- Madrid Health

Madrid Health

Este centro quiropráctico es una clínica de 5 estrellas. Este es el lema de este centro porque ha conseguido no sólo buenas críticas por su relación calidad/precio, sino también por ser un referente en el tratamiento del dolor de espalda y la ciática. Pueden tratar estas dolencias con diferentes técnicas como el láser, la desalineación de la columna vertebral o la termografía infrarroja, entre otras.

Muchas clínicas quiroprácticas se han centrado en el tratamiento de la salud de la columna vertebral, pero esta clínica ha desarrollado una especialización única. Sin embargo, si tiene muy buenas valoraciones también se debe al equipo de profesionales que conforman este centro donde también se tratan el estrés y la depresión, la escoliosis, la fibromialgia o la hernia discal.

https://www.madridhealth.com/

4- MiQuiro Centro Quiropráctico

Logo de MiQuiro Centro Quiropráctico

Para encontrar un quiropráctico de confianza, busca la atención personalizada y los resultados que los pacientes alcanzan con los tratamientos que ofrece este centro. Esto es lo que nos ha hecho incluirlo en nuestro ranking de los mejores quiroprácticos de Madrid capital.

https://www.facebook.com/MiQuiroCentroQuiropractico

5- BGquiropráctica

Logo de BGquiropráctica

Si buscas un quiropráctico de confianza, la atención personalizada y la confianza, así como los magníficos resultados que consiguen los pacientes con sus tratamientos son los que nos han hecho incluir este centro en nuestro ranking de los mejores quiroprácticos de Madrid.

https://bgquiropractica.com/

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes de quiroprácticos

¿Cuáles son las diferencias entre fisioterapeutas y quiroprácticos?

Los fisioterapeutas y quiroprácticos son profesionales de la salud que se centran en el tratamiento de problemas musculoesqueléticos y neuromusculares. Aunque ambos comparten ciertos objetivos y enfoques, existen diferencias significativas en sus métodos, formación y enfoque general de tratamiento. Aquí hay algunas diferencias clave entre fisioterapeutas y quiroprácticos:

Formación y educación

  1. Fisioterapeutas: Los fisioterapeutas obtienen un título universitario en fisioterapia, que generalmente es un programa de grado de cuatro años. La formación incluye estudios en anatomía, fisiología, kinesiología y métodos terapéuticos. Después de completar la formación, muchos fisioterapeutas eligen especializarse en áreas como ortopedia, neurología o pediatría.
  2. Quiroprácticos: Los quiroprácticos obtienen un título de Doctor en Quiropráctica (D.C.) a través de un programa de doctorado de cuatro años. La formación se centra en la columna vertebral, el sistema nervioso y la biomecánica. Los quiroprácticos reciben capacitación en ajustes quiroprácticos para corregir desalineaciones de la columna vertebral.

Filosofía y enfoque

  1. Fisioterapeutas: Los fisioterapeutas utilizan una variedad de técnicas y modalidades, como ejercicios terapéuticos, estiramientos, masajes, ultrasonido y electroterapia. Su enfoque se centra en restaurar la función y la movilidad a través de intervenciones físicas y ejercicios específicos.
  2. Quiroprácticos: Los quiroprácticos se centran principalmente en la columna vertebral y el sistema nervioso. Utilizan ajustes quiroprácticos para corregir desalineaciones vertebrales (llamadas subluxaciones) con el objetivo de mejorar la función del sistema nervioso y aliviar síntomas asociados.

Alcance de práctica

  1. Fisioterapeutas: Los fisioterapeutas tratan una amplia variedad de condiciones musculoesqueléticas, neurológicas y respiratorias. Su alcance de práctica también incluye la rehabilitación después de lesiones, cirugías y enfermedades.
  2. Quiroprácticos: Los quiroprácticos se centran principalmente en las afecciones musculoesqueléticas y en el tratamiento de la columna vertebral. Aunque algunos quiroprácticos pueden abordar problemas generales de salud, muchos se especializan en problemas relacionados con la columna vertebral.

Enfoque preventivo

  1. Fisioterapeutas: Los fisioterapeutas a menudo se centran en la rehabilitación y prevención de lesiones a través de ejercicios y programas personalizados.
  2. Quiroprácticos: Los quiroprácticos a menudo enfatizan la corrección de desalineaciones vertebrales para prevenir problemas de salud y mantener la salud general del sistema nervioso.

Colaboración interprofesional

  1. Fisioterapeutas: Los fisioterapeutas a menudo colaboran con otros profesionales de la salud, como médicos, enfermeras y terapeutas ocupacionales, para proporcionar una atención integral.
  2. Quiroprácticos: Algunos quiroprácticos trabajan en estrecha colaboración con otros profesionales, aunque históricamente ha habido cierta separación entre la quiropráctica y la medicina convencional.

¿Qué tratamientos puede realizar un quiropráctico?

Hombre recibiendo tratamiento quiropráctico en la espalda

Los quiroprácticos se centran principalmente en el tratamiento de problemas musculoesqueléticos, especialmente en relación con la columna vertebral y el sistema nervioso. A continuación, se presentan algunos de los tratamientos comunes que los quiroprácticos suelen realizar:

Ajustes quiroprácticos:

Los ajustes quiroprácticos, también conocidos como manipulaciones espinales, son la técnica más característica utilizada por los quiroprácticos. Consisten en aplicar una presión controlada y dirección específica a las articulaciones vertebrales con el objetivo de corregir desalineaciones y mejorar la función del sistema nervioso.

Terapia de masaje:

Algunos quiroprácticos incorporan terapia de masaje como parte de su enfoque. El masaje puede ayudar a relajar los músculos, mejorar la circulación sanguínea y complementar los ajustes quiroprácticos.

Estiramientos y ejercicios terapéuticos:

Los quiroprácticos a menudo prescriben ejercicios específicos y estiramientos para ayudar a fortalecer los músculos, mejorar la flexibilidad y apoyar el tratamiento quiropráctico.

Terapia de ultrasonido:

La terapia de ultrasonido implica el uso de ondas sonoras de alta frecuencia para tratar tejidos musculares y articulares. Puede ayudar a reducir la inflamación y promover la curación.

Técnicas de liberación miofascial:

Las técnicas de liberación miofascial implican la aplicación de presión en áreas específicas de los tejidos conectivos para aliviar la tensión y mejorar la movilidad.

Terapia de frío o calor:

La aplicación de frío o calor puede ser utilizada para reducir la inflamación y aliviar el dolor en áreas específicas.

Consejería sobre estilo de vida y nutrición:

Algunos quiroprácticos ofrecen orientación sobre cambios en el estilo de vida, nutrición y ergonomía para mejorar la salud general y prevenir futuros problemas.

Técnicas de tracción espinal:

La tracción espinal implica la aplicación de fuerzas para estirar la columna vertebral y aliviar la presión en los discos intervertebrales.

Es importante destacar que la práctica quiropráctica puede variar entre profesionales, y algunos quiroprácticos pueden especializarse en ciertos enfoques o técnicas. Antes de comenzar cualquier tratamiento, es fundamental realizar una evaluación completa por parte del quiropráctico para determinar la adecuación y la seguridad del tratamiento para el paciente individual.

¿Cuáles son las afecciones a tratar en centros de quiroprácticos?

Los quiroprácticos se especializan en tratar afecciones musculoesqueléticas, especialmente aquellas relacionadas con la columna vertebral y el sistema nervioso. Algunas de las afecciones comunes que pueden tratarse en centros quiroprácticos incluyen:

Dolor de espalda:

El dolor de espalda baja y alta es una de las razones más comunes para buscar atención quiropráctica. Los quiroprácticos pueden abordar problemas como hernias discales, ciática y tensiones musculares.

Dolor de cuello:

Problemas cervicales, lesiones por latigazo cervical y tensiones en el cuello son afecciones que a menudo se tratan en centros quiroprácticos.

Migrañas y dolores de cabeza:

Algunos pacientes buscan tratamiento quiropráctico para migrañas y dolores de cabeza relacionados con la tensión en la columna vertebral y el cuello.

Lesiones deportivas:

Lesiones musculares y articulares relacionadas con la práctica deportiva, como distensiones, esguinces y lesiones en las articulaciones, pueden ser tratadas en centros quiroprácticos.

Artritis:

Aunque la quiropráctica no puede curar la artritis, puede ayudar a aliviar el dolor y mejorar la movilidad en algunos casos.

Problemas de postura:

Los quiroprácticos pueden abordar problemas de postura que pueden contribuir a molestias y dolores musculares crónicos.

Lesiones por accidentes automovilísticos:

Las lesiones por accidentes automovilísticos, como latigazo cervical y lesiones de tejidos blandos, a menudo son tratadas en centros quiroprácticos.

Síndrome del túnel carpiano:

Algunos quiroprácticos pueden trabajar en la liberación de la tensión en la columna vertebral y los nervios para ayudar con el síndrome del túnel carpiano.

Problemas de la ATM (articulación temporomandibular):

Algunos quiroprácticos pueden abordar problemas de la articulación temporomandibular que causan dolor en la mandíbula y la cara.

Dolor en las extremidades:

Problemas en las extremidades, como dolor en los hombros, codos, rodillas y tobillos, pueden ser tratados en centros quiroprácticos.

Problemas de sueño y estrés:

Algunos quiroprácticos abordan problemas de sueño y estrés mediante la reducción de la tensión en el sistema nervioso.

Es fundamental tener en cuenta que, si bien la quiropráctica puede ser beneficiosa para muchas personas, no es una solución para todas las condiciones de salud. Antes de buscar tratamiento quiropráctico, es aconsejable consultar a un profesional de la salud para un diagnóstico preciso y determinar la adecuación del tratamiento quiropráctico para tu situación específica.

¿Son seguros los tratamientos de quiroprácticos?

Para el tratamiento de los trastornos neuromusculoesqueléticos se dispone de fisioterapia de bajo riesgo y sin fármacos. Aunque la fisioterapia tiene un excelente historial de seguridad, ningún tratamiento médico está completamente libre de efectos adversos. Los peligros de la quiropráctica son pocos. Muchos pacientes sienten alivio inmediatamente después de recibir el tratamiento. Otros pueden experimentar dolor muscular, rigidez o molestias, similares a las que podrían sentir después del ejercicio.

¿Puede hacerse tratamiento de quiropráctica en niños?

Sí, un infante suele ser muy activo y puede tener cierto tipo de lesiones que son recomendables que sean tratadas por este tipo de profesionales.

¿Cómo encontrar el mejor quiropráctico?

Encontrar el mejor quiropráctico en Madrid puede requerir un poco de investigación y consideración. Aquí hay algunos pasos que puedes seguir para ayudarte a encontrar un quiropráctico de calidad:

  1. Investigación en línea: Busca quiroprácticos en Madrid a través de motores de búsqueda en línea. Lee reseñas de pacientes y observa las calificaciones para obtener una idea de la satisfacción de los clientes anteriores.
  2. Recomendaciones personales: Pregunta a amigos, familiares o colegas si han tenido experiencias positivas con quiroprácticos en Madrid. Las recomendaciones personales pueden ser valiosas.
  3. Asociaciones profesionales: Verifica si el quiropráctico está afiliado a asociaciones profesionales. La Asociación Española de Quiropráctica (AEQ) podría ser una fuente útil para encontrar profesionales en España.
  4. Experiencia y especialización: Asegúrate de que el quiropráctico tenga experiencia y esté especializado en el tipo de problema que estás enfrentando. Algunos quiroprácticos se centran en áreas específicas como lesiones deportivas, dolor de espalda, etc.
  5. Entrevista y consulta inicial: Muchos quiroprácticos ofrecen consultas iniciales gratuitas. Aprovecha esta oportunidad para entrevistar al quiropráctico, hacer preguntas sobre su enfoque de tratamiento y asegurarte de que te sientas cómodo con ellos.
  6. Verificación de licencia y certificación: Asegúrate de que el quiropráctico esté debidamente licenciado y certificado. Puedes verificar esta información a través de las autoridades sanitarias y las asociaciones profesionales.
  7. Compatibilidad personal: Considera la compatibilidad personal con el quiropráctico. Es importante sentirte cómodo y confiado con el profesional que elijas.
  8. Instalaciones y tecnología: Observa las instalaciones y la tecnología utilizada en la clínica del quiropráctico. Las instalaciones modernas y las tecnologías actualizadas pueden ser indicativos de un enfoque profesional.
  9. Costes y seguros: Pregunta sobre los costes de los tratamientos y si aceptan seguros médicos. Asegúrate de entender completamente los costos asociados antes de comenzar cualquier tratamiento.
  10. Segundas opiniones: Si tienes dudas, considera buscar segundas opiniones. Otro quiropráctico o incluso un médico puede proporcionar perspectivas adicionales.

Recuerda que la elección del quiropráctico es personal, y es importante encontrar a alguien con quien te sientas cómodo y que se adapte a tus necesidades específicas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*